Merle Haggard


npr.org
(Este si que es una auténtica leyenda del country, un outlaw de los de verdad. Sonido Bakersfield)


Estoy orgulloso de ser
un Okie de Muskogee
Todavía ondeamos esa vieja gloria
que es la bandera americana
Nuestras botas de cuero
siguen estando de moda
así, en plan masculino
Nosotros somos así a nuestra manera
(como siempre y casi siempre yo he traducido la canción, así, a mi manera, porque yo también soy un Okie)
Thanks God, I´m a Okie.

Creo que Merle Haggard hubiera pensado igual
por eso lo pongo, él nunca renunció de sus orígenes…


Renovando el country:


   Hubo gente que tuvo la desgracia de nacer durante la “Gran Depresión”       . Tiempo atrás hubo gente que conoció la pobreza, la gran pobreza rural, y que vivió en sus propias carnes el saber que era tener necesidad, dándose cuenta de que el sueño americano, tan cacareado por todos tan solo es una irrealidad, una quimera para tontos. Un montón de palabras bonitas y hermosas fotografías que solo buscan y buscaban una cosa; vender un país llamado Estados Unidos de Norte América.






Okie from Muskogee

    En el año 1935 sus padres en busca de mejores expectativas de vida se mudan, se “piran” de Oklahoma a California, formando parte de esa gran muchedumbre  de personas que tuvo la desgracia de vivir durante esa “Gran Depresión”, de esos Okies (de los que tanto me gusta hablar, pues dan para muchas historias) que poblaban las carreteras americanas, y hasta las vías del tren buscando algo mejor, porque lo mejor se había marchado a “tomar por culo”.


Branded Man

    Mi querido John Steinbeck hizo un acertado retrato de ellos en su libro “Las uvas de la ira”. Tres veces van ya que lo he mencionado en mis blogs, (junto a otro genio que también conocéis como era Woody Ghutrie: “puto Okie de mierda” para muchos, para otros una verdadera leyenda, un hombre denuncia, un auténtico socialista o como le queráis llamar, como lo queráis ver) y nunca me cansaré de hacerlo. El padre de Marle Haggard trabajaba como un cabrón de sol a sol, ganándose  la vida en el ferrocarril de Santa Fe.






"Mama Tried"

    Se quedó pronto sin padre, y esto lo marcó. Con el tiempo se metió en problemas, como pelearse con todo “quisqui”, le iban la hostia los prostíbulos y emborracharse. Esto no podía acabar bien, y terminó peor, es decir dando con sus pobres huesos en la cárcel de San Quentin. Solo cumplió los tres primeros años (suertudo), pero durante ese tiempo tuvo el gran privilegio de ver el 1 de enero de 1959 a nuestro Johnny Cash en directo, donde el “hombre que vestía de negro” dio un conciertazo histórico.

  Con el tiempo se hizo cantante. Fue un gran valedor del sonido Bakersfield y del outlaw country, demostrando que para ser un auténtico cantante de country no hace falta ir de “vaquero” por la vida, y él lo  corroboró sobradamente. Como unos cuantos más Haggard daba valor a su bandera, el ser americano, ¿a qué os suena?, y mandar todas las drogas a la mierda.


Esta es la versión del "Mama Tried" por Johnny Cash (no pienso entrar en polémicas, pero escoger vosotros mismos...)

    A modo de simple “cotilleo” deciros que este músico ha sido uno de los personajes que con más comodidad he escrito, y que en una mayor parte me encuentro más identificado, porque “para gustos colores”.

Post Scriptum:

    ¿Por qué nos gustan todos aquellos que son malditos, canallas y fuera de la Ley…? ¿Por qué nos atraen todos esos hombres y mujeres que se han hecho a sí mismos, y que se han hecho valedores de su nombre haciéndolo una auténtica leyenda? Las dificultades se plasman en historias, se traducen en canciones que son parte de tu vida, y en el caso de todos estos mitos son su vida. Quimeras hechas realidad. Muchos de ellos un día agarraron su Fender Telecaster, primero la aporrearon, luego la rasgaron, pasaron a un tercer grado que era tocarla, para que al final peinasen delicadamente sus cuerdas para sacar esas notas que siempre nos harán soñar, que nos harán sentir que muchas de las cosas que soñamos algún día se podrán realizar.



Working Man Blues
(Pero como me gusta esta canción)

Yo también hace mucho, mucho tiempo tenía una Fender Telecaster, pero abandoné sus cuerdas, porque la pasión por los slapp bass me atraía más.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Va de culos - parte 2

18 yellow roses

El Monroe de Usera.

Va de culos - parte 3